sábado, mayo 16, 2009


Exprimo el instante que cuelga de tus pupilas,
retrocedo hasta el cruce cósmico de nuestros deseos,
respiro el aire que exhalas febril desde tu ombligo,
sumo la proporción áurea de nuestros cuerpos,
transpiro el suceso de la coincidencia...
Limito mis impulsos para prolongar el ahora,
suspendo el reclamo ahogado en la entrepierna,
saboreo la excusa de inventarme un exilio,
dibujo un paisaje en la espalda de tu alma...
Repaso lentamente recuerdos instantáneos,
separo los sies y noes de nuestra historia,
un relámpago pulveriza los temores,
en la mirada encontramos la certeza que buscamos...
Mientras tanto llueve...
pero el cielo sigue azzul y en tus ojos resplandece...

:::::::::::::::::::::: &::::::::::::::::::::::




Cuando leí a Neruda pensé que nadie más podría enamorarme más que sus 20 poemas de amor y una canción desesperada... Pero no sabía que un día, cualquier día, cuando tenía unos 13 años, encontré un libro desvencijado y amarillento, lo abrí al azar y sentí que se me abría un paraíso a los ojos y el alma...
Su Táctica y estratégia me supo a dulce, a ilusión y a poesía pura.
Hasta siempre COMPAÑERO!...
Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.
Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.
Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.
Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos.
Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.
Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ese cielo azzul debe ser maravilloso, llueva o no.

Besos.

calma dijo...

La lluvia no empaña la belleza de tus letras, el calor que transmiten, la ilusión que le pones siempre.
Muchos besos Cris

Pepa dijo...

Aveces cuesta muc ho separar los sies y noes... pienso que depende más del estado de ánimo con el que estemos...
Sigo diciendo que escribes muy muy bien y profundo.. desprendes un calor humano escepcional.
Gracias por compartir

favole dijo...

Mi dulce y ardiente dama,regreso después de mucho a estos cielos tan azules (ya sabes, la vida da muchas vueltas y a veces nos aparta del escenario un tiempo) :) Me encanta regresar y ver que sigues siéndo fuerza y sensualidad en estado puro...Tú nunca te apagas...tan solo decirte:
"transpiro el suceso de la coincidencia"...esto me ha puesto la carne de gallina, es una de esas frases que vale la pena pronunciar en voz alta pausadamente ;)
Un beso enorme preciosa!!!!

white dijo...

la lluvia a veces nace de los ojos. Besos

Fero dijo...

Precioso.
me encanta como escribes azzul.

EL GATO AZUL EN TIJUANA dijo...

Es neruda el Viejito?... mi abuelo tenia una mirada similar ...

todos los abuelos cuentan historias en la tardes-noches... te hacen que los dias transcurran rapido para seguir con la historia ...

digler dijo...

estoy seguro que aquel cielo (tu cielo) es inmune a cualquier tipo de lluvia

yole dijo...

Táctica de quedarse en ti,
con cualquier pretexto
para teñirse de azzul.

Besos sin pretexto.

Darilea dijo...

Necesitamos su lluvia, su inquietante estrategia,
su gente y su viceversa
su corazón coraza, sus tratos y sus pasatiempos.
Necesitamos seguir alimentando al alma con sus palabras.
Besitos.

Abril Lech dijo...

Azul y el poeta que la guia. bellas tus palabras, un cariño inmenso en la pérdida del hombre.

DeepBlueSky dijo...

Hola, esta es la primera vez que te dejo un comentario, más no la primera vez que leo tus palabras y me gusta el estilo que tienes para escribir.
Una amiga me mando un premio y tenía un desafío, pensé en tí para compartirlo... si te animas, puedes pasar por mi blog.
Saludos
DeepBlueSky

Unmasked (sin caretas) dijo...

Linda...tanto tiempo. :)

Que buenas letras, siempre distintas pero...hablamos del mismo o de lo mismo???? :)

que mal portada,

Besotes

A ver si charlamos

Petra

Isabel Romana dijo...

Tu inspiración es inagotable, querida cris. En cuanto al admirado Benedetti, nos ha dejado un recuerdo indeleble que hará sentir y pensar a muchas generaciones después de la nuestra. Besos.