viernes, enero 19, 2007

Secreto para contar...


Siempre creí que después de la muerte,
no quedaba más nada que la profunda tristeza en aquellos
que debían ser testigos de las ausencias inevitables.

Con 22 años y una vida de cuentos de hadas, me enfrenté a una de las oportunidades celestiales más invaluables. Volver a nacer.

La historia es muy larga, pero le prometí a mi querida amiga Sol de Soles narrar con más detalles éste acontecimiento que me alargó los días.

Sol, para ti querida amiga de vida.

Supe que estaba embarazada y la alegría fue indescriptible, a pesar de que mi esposo y yo éramos muy jóvenes habíamos demostrado que un año de matrimonio bien llevado prometía una historia con buenos cimientos. Por razones que nunca nos quedaron claras, a las 10 semanas de embarazo tuve un sangrado que se diagnosticó como aborto espontáneo, la rutina sugería que había que hacer un legrado para confirmar que todo tendría que volver a la normalidad y así se hizo. Momentos que marcaron profundamente nuestra alegría, pues sin comprender mucho estábamos ciertos que perdíamos a nuestro añorado bebe. Después de ese evento yo comencé a presentar malestares intensos en el vientre, unas punzadas que se alargaban por minutos y la sensación en mi corazón de que algo no estaba bien. Buscamos una segunda opinión con un ginecólogo muy prestigiado de la CD de México, hasta donde viajamos mi esposo y yo un 13 de Noviembre del 1992.
El medico aquel, después de examinarme dijo con serenidad que todo estaba perfecto, que podíamos olvidar el incidente y prepararnos para un nuevo bebe en el momento que deseáramos.
Salimos felices de aquella consulta, era el medio día y no cabíamos de felicidad, así que decidimos celebrarlo haciendo una visita al centro histórico de la ciudad de México, donde aprovecharíamos para ir a la catedral y dar gracias a Dios. Fue subirnos al auto que yo comencé a sentir nauseas, mi esposo intentaba tranquilizarme pero yo sentía un mareo desesperante y sentía que me faltaba el aire, estábamos cerca del centro así que una vez ahí yo apuré a buscar un restaurante o un wc.
Di dos pasos cuando sentí un dolor muy intenso que pareció un resortazo dentro de mi vientre, seguí caminando haciendo gala de valentía hasta llegar al restaurante de uno de los almacenes de ropa que se encuentran en la avenida 20 de noviembre donde llegué al baño tambaleándome por el mareo y un zumbido estruendoso en mi oídos.
El panorama no era agradable, un hilo de sangre me escurría de entre las piernas y las ganas de orinar se me confundían con las nauseas. Salí del baño aturdida, mi esposo estaba sentado en una mesa muy próxima esperándome y ya había pedido un te de manzanilla para tranquilizarme, recuerdo que le dije:
“Algo está pasando, o estoy menstruando o me estoy muriendo” mi esposo que es un poco menos tolerante que yo a los imprevistos dijo :
“estarás menstruando, tomate el te y enseguida nos vamos” pero yo no podía permanecer sentada y erguida, estaba semi recostada en la silla por que el dolor era cada vez mas fuerte y las nauseas me tenían totalmente atontada, de pronto una mujer que yo recuerdo perfectamente se acercó a mi mesa, iba vestida de blanco y en el cabello un cinto blanco que le cubría casi la mitad de la cabeza, me dijo: “ Te sientes muy mal verdad? Debes ir inmediatamente a un medico por que mira…” y señaló al piso donde estaba bajo mis pies un charco de sangre.
Giró hacia mi esposo y le dijo: “llévatela de aquí inmediatamente por que ésta niña se te muere, aquí a dos cuadras está el hospital de Jesús, vayan inmediatamente o se te muere”.
Mi esposo ofuscado y acojonado de miedo intentó levantarme de la silla pero yo casi no tenía fuerzas para ayudarlo,( nunca he sido una varita de nardo…), como pudimos llegamos a la salida adonde la Navidad ya estaba expuesta en árboles enormes llenos de luces y escarchas, ahí me detuve en lo que el auto llegaba por nosotros cuando me desvanecí llevándome conmigo un enorme pino de navidad que me cayó encima, el estruendo, los gritos, la gente( que aun era buena en el DF) intentó ayudarnos, volví en si justo cuando alguien intentaba aflojarme las ropas, me subieron a nuestro auto y una patrulla de vialidad encendió la sirena para poder transitar la avenida en sentido contrario.
Llegamos al hospital de Jesús, en donde me recibieron en la sala de urgencias a las 3:00 de la tarde, análisis, pruebas, diagnósticos, y yo tendida aun en la sala de urgencias sin ser intervenida, en shock, perdiendo el sentido cada vez que me movían, con las venas contraídas, y el mismo dolor punzante en el vientre, recuerdo que tenía las manos adormecidas, frías, de vez en vez recuperaba el sentido y la lucidez entonces veía a mi esposo, pálido y aterrado que me sonreía con ese rictus de desespero y calma fingida, solo atinaba a decirle:
“ Diles que no me puedo morir, por favor, diles que estamos recién casados y no puedo dejarte solo..” y volvía a perder el conocimiento, volvía en si nuevamente y preguntaba.. " que sigue después de danos hoy nuestro pan de cada día…” y volvía a perder el conocimiento, así estuve cerca de 3 horas hasta que decidieron hacerme el ultimo estudio para decidir bajo que reservas me intervendrían, recuerdo claramente el recorrido en la camilla, las luces de los pasillos y el aire cruzar cada vestíbulo, recuerdo las voces de los camilleros y los pasos cortos y veloces con que me conducían, recuerdo las frases que iba yo recitando para mi misma..: “ no me voy a morir”,
“padre nuestro...”, “y si me muero quien lo va a querer como yo”, “Dios te salve María…”
en ese monologo iba cuando uno de los hombres me dijo:
“ Señora, vamos a tomarle unas placas, necesitamos que gire el cuerpo para poder hacerlo, ok?”, “No podré, no tengo fuerzas y me duele el hombro...” ellos insistieron con la ayuda de una doctora que los acompañaba, cuando sentí un frío tremendo recorrerme entera, comencé a mirarme dentro de un vacío encendido por colores brillantes, y ahí, imágenes que viví y que había olvidado, me miré vestida de novia, me miré muy pequeñita en brazos de una tía que adoro, me vi jugando en un arenero, me vi acostada en mi recamara de niña con mi hermana al lado, me miré con un vestido largo que usé en mis tardes de doncella durante mi infancia y al final como suspendida, sentada en las piernas de mi padre, el con una playera a rayas y yo mirándole contentísima inflarme un globo color naranja, cuanto mas el inflaba yo más eufórica me veía sonriendo y aplaudiendo, mi padre inflaba e inflaba hasta que el globo reventó en mi cara y yo abrí los ojos.
Fue cuando un hombre de cabellos opacos estaba sentado en mi vientre con los ojos desorbitados, tenía algo en las manos que no logre mirar, el dijo:
“ la tenemos!, la tenemos! Ponle el oxigeno rápido!”, entonces yo dije muy fuerte: “ me estoy muriendo, hagan algo por favor”.
La sensación de vacío, el sentirme totalmente frágil ante ese remolino de imágenes me hacían estar dentro del evento cierta de que me estaba muriéndo.

Me llevaron al quirófano donde había un reloj enorme frente a mí, los doctores cubiertos con algo azul y uno de ellos me dijo:
“vamos a abrir, no sabemos que vamos a encontrar, pero confiamos que todo saldrá bien.”

Desperté con los sollozos de mi madre que recién llegaban hasta la ciudad de México junto con mi padre y suegros, estaba en una habitación del hospital y por la cara de todos incluyendo mi esposo deduje que algo no había salido bien.
Mi esposo se acercó a mí aún abatido me acarició el cabello y me dijo:
“Ya está aquí tu mamá, toda la noche no hiciste mas que llamarla, todo está bien, estas en el hospital y viva…Gracias a Dios.”
Me explicaron, que había tenido un embarazo extrauterino, que por la negligencia médica no había sido atendido adecuadamente, que había estallado provocando una hemorragia interna importante y destrozado mi trompa y ovario derecho, por lo que habían tenido que extirparlos por completo. Que mi corazón se había detenido por 70 segundos pero que me habían logrado reanimar. Todo el mundo se me vino abajo, la ilusión de tener a esos dos hijos que soñamos siempre se reducía a pocas posibilidades y rompí en llanto y reclamos a ese Dios al que le había confiado mi vida.
El ginecólogo que me salvó la vida me tranquilizo diciendo:
“pero nada de lamentaciones, YO te aseguro que en menos de un año tu tendrás a tu bebe en brazos.”
Estuve un mes más en el DF, según decían que la cirugía que me habían practicado no había sido sencilla y que debería estar bajo estricta observación medica. Fue durante ese tiempo que consolidé mi estrecha relación con mi madre, con quien pasaba largas horas platicando, fue justo el día que salí del hospital que le pregunte:
“ mamá, cual será mi misión en la vida que la libré?”...
mamá con esa sabiduría de dulce que tiene dijo:
“ ah! Tener tus hijos, ser feliz y hacer felices a todos los que te queremos…”.
Antes del 13 de Noviembre del 93, estaba dando a luz a mi pequeña princesa, y en Junio del 95 a mi príncipe azul. Ambos luz de mi existencia.
No se aún si aquella misión está completa, pero cada día que llega a mi vida, intento disfrutarla con todo mi ser, asumiendo que las oportunidades son únicas e irrepetibles y que cuando llega aquel momento en que una luz se abre ante nuestros ojos, no queda más que aferrarse a la vida y no rendirse bajo ninguna circunstancia, el resto, queda en manos de Dios.

27 comentarios:

♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ dijo...

CIELO AZZUL: GRACIAS MIL por esta bella dedicatoria, porque UNA y la OTRA, SOMOS AMIGAS de VIDA.

Felicidades porque estás aqui y has sido Mamá y tu Castillo Azul está contenido del aire que llenan las voces y risas de tus hijos y aún más, de ese amor invaluable de tu Esposo.

Creo que no te dejaron traspasar el Umbral porque tienes mucho que DAR y las palabras de tu Mamá son Profecía y tu testamento de Vida.
Y también creo que Eres alguien tocado de la Gracia de Dios, estar aqui, vivir
a tope y regar de amor y certeza a muchos corazones, es lo que lo hace a
ÉL tenerte aqui.
Bellísima, me gustó mucho leerte, como siempre, pero noto cada vez una inspi-
ración en tu prosa que la vuelven un Deleite al Corazón.

Sí, si tuviera que definirte diría:
CIELO AZZUL es un deleite al Corazón,
una Certeza en la entrega que quiero tener...Es un camino en la Luz que
Dios me invito a seguir.
TE QUIEROOOOOOOO.
TE ABRAZO.
TODOS MIS BESOS.

Anónimo dijo...

El día es diáfano, de un "cieloazzul intenso". Momentos vividos como los que cuentas....Has vuelto, es lo importante. Agradece el recuerdo, la felicidad no está lejos. Disfrútala con tus principes...
Un beso
Juan Lucas.

IGNACIO dijo...

Me suena, como que hago mía la historia después de cinco cirugías mayores, de haber estado en el túnel, y haber visto las cosas más agradables en esos momentos.
... Y sigo vivo para contarlo.

Besos

-Pato- dijo...

Cielo me has impresionado por el relato de esta experiencia tan fuerte y me has emocionado hasta las lágrimas.

Una vez me sucedió algo menor, pero tambien tuve una hemorragia en medio de un estudio ginecológico y no la podían controlar, sentí eso de ir perdiendo las fuerzas de una manera dulce y abandonarme a esa sensación, luego reaccioné y ya estaba todo bajo control, pero ahora que lo decis yo no ofrecía resistencia, yo me dejaba llevar todita, qué horror!
Despues estuve transparente por unos meses, era puro glóbulos blancos, las mujeres la tenemos dificil en ese tema, qué pesadéz!

Bueno feliz de que te hayas quedado por acá Cielo, lo que olvidó decirte tu madre que ademas de tener hijos y hacer feliz a todos lo que te querían vos tenías que tener un blog y quemarnos la cabeza con tus cuentos y poemas :)

Tambien por eso estoy segura de que te tenías que salvar y por lo de los ombligos, obvio!

Un abrazo super fuerte!!!

El Navegante dijo...

A pesar de lo tremendo e imapactante de la historia que con tanta hidalguía y valentía a su vez nos has dejado, se puede aribar sin dudas a una conclusión que sólo puede sentirse con el corazón de quienes te queremos por la gran persona y AMIGA que eres.
Esa conclusión, es que a pesar de los que hemos sufrido desgracais en la vida, Dios siemrpe está al lado de muchos de los ángeles, sobre todo de los azzules.
Me alegra el final feliz, y te desoe para tí y tu qurida familia uan vida plena de Paz,Amor y Felicidad.

PD: esto que te diré, no tiene nada que ver con lo que me acabo de enterar, es un premio que re debía hace rato,por tu constante companía y tus comentarios que siempre me traen una caricia al afectuosa a mi alma.
Espero que te agraDe el apelativo, con que acostumbro a acompañar el nombre de los amigos que tengo el placer de linkear, como lo haré inmediatamente contigo.
Un beso enorme.

Anónimo dijo...

Dices:
"Antes del 13 de Noviembre del 2003, estaba dando a luz a mi pequeña princesa, y en Junio del 2005 a mi príncipe azul. Ambos luz de mi existencia."

Me dá la impresión de que hay un error de fechas o el relato corresponde a otra persona.

En todo caso, emocionante lo que cuentas, muy emocionante...

cieloazzul dijo...

Sol querida!
Te debía éste relato y lo he rescatado con mi corazón...
Muchas gracias por las palabras tan bellas que me dices y por la confianza en mi persona...
Gracias a Dios que me quedé en el mundo, y helogrado conocerles a todos ustedes!
Te quierom ucho amiga!_!!
**********************
Juan
Es verdad el difrute diario es la unica alegría que me ofrece el seguir aquí...
Miles de besos:)
***********************

cieloazzul dijo...

Nacho
Esas experiencias siempre traen consigo instantes mágicos, lo mejor es que además de contarlo, estás para conquistarnos con tus letras!!
muchos besos:)
*********************
Pato!
Si caray! uno tiene que pasar por tantas cosas que tienen que ver con el sentido de la vida, yo siempre tuve terror de morirme, sobre todo por que mi mayor ilusión era tener a mis hijos y no soltar a mi marido a las brujas! ays! jajaja q tonta:D
y eso, ahora que lo deices, tengo pendiente un tratado sobre los ombligos!
muchos besos amiga querida...
:)
******************

cieloazzul dijo...

Navegante!
Siempre es un deleite saber que arribas a éste cieloazzul a través de tus mares...
me gusta la estela de suspiros que deja tu barca ....
Muchos besos querido amigo y mil gracias por la cercanía y el cariño!:)
********************
SÁTIRO
Muchas gracias por la corrección...
me salté una decada completa en el suceso... pero ya he arreglado el error.
*****************

Anónimo dijo...

Simplemente agradezco a Dios que sea cual sea la mision que EL tenga para ti, me haya permitido tener la dicha de conocerte.

Besos y todo mi cariño como siempre para ti y todos los tuyos...

PD ya me despedia pero me vino a la cabeza que Dios cuando da, da a manos llenas... No solo te dio dos angeles, te dio cientos (tus peques del jardin);D

cieloazzul dijo...

Cronos!!
jajajaa tu siempre tan atento a mis contornos..;)
cierto es, entre esos ángeles hay uno que cuenta por millones... ya sabes quien es verdad???
obvio!
Mi Uli solecito:)
bueee... tb tu:D
que de peque...... ;) naaaaa!
teke.

JeJo dijo...

Que decirte ...
Solo regalarte una sonrisa y un abrazo enorme en la distancia. Sin conocerte, siempre he sentido una enorme paz cuando te leo. Ahora entiendo el motivo que hace que tus palabras destilen una energía y una luz tan brillante.
El Amor y la lucha por la vida tienen premio ... Dios te dio el "regalo", el don de hacer sonreir a los demás ...

Un beso enorme.

cieloazzul dijo...

Jejo!
Muchas gracias amigo...
tus palabras me arrancan sonrisas y emoción....
besos muchos!!!

cieloazzul dijo...

Jejo!
Muchas gracias amigo...
tus palabras me arrancan sonrisas y emoción....
besos muchos!!!

CEL dijo...

Tu relato me ha recordardo que mi hija con 15 años estubo en tus mismas circunstancias, pero ella por una rotura de folículo, la sintomatologia es la misma, pero ella no sangraba la hemorragia quedó interna, despues de una noche de vómitos y dolores insoportables, no se aguantaba en pie, la llavamos a urgencias y al hacerle varias pruebas decieron operar para saber lo que pasaba y sin garantias, no quiero ni recordar la angustia vivida, ella por su juventud en ningún momento vio peligrar su vida.
Entiendo todo lo que pasaste, son momentos que nunca se olvidan, pero la vida te ha premiado con tener a tus hijos y seguir en el camino.
Y nosotros tenemos la dicha de porder leerte y conocerte por tus letras.

Un abrazo

cieloazzul dijo...

Cel!
éstas vivencias marcan el destino de las personas, siempre queda ese aliento para conseguir las metas, para plantarse ante la vida y recordar constantemente que la vida es efímera, pero de uno depende hacerla trascendental...
Me alegra que tu niña haya salido bien de todo ésto, yo pienso que de no haber tenido 22 años, y que éste evento me hubiese sucedido ahora en mis 37.. no la cuento:s
Muchos besos querida amiga!!!

TERREMOTO_61 dijo...

Conmovedora tù historia mi cieloazul, me has hecho llorar, por lo intensa y por todo lo que tubiste que pasar, en parte sè còmo te sientes, no por haber llegado hasta ese tùnel que tanto se habla, si no porque yo tambièn perdì un bebè estando de 4 meses y medio, estube muy mal, y de echo el siguiente embarazo de mi hija pequeña fuè muy complicado lo mismo que el parto, quedè muy tocada despuès de la pèrdida y si bien no busquè a ese hijo que perdì e hice todo lo imposible porque naciera, no hay un sòlo dìa de mi vida, que no piense en ese otro hijo que no llegò a ver la luz y que ahora mismo tendrìa 18 años.
Què cuàl es tu misiòn en la vida? ser una persona maravilosa, una madre abnegada y ejemplar, lo doy por hecho,sin duda ninguna, alguien que escribe tan bello, es imposible que sea mala persona, alegrarnos la vida y llenàrnosla de un azul intenso lleno de luz.

Quizàs algùn dìa contarè yo mi historia....

Besitos y un millòn de abrazos, hoy màs cielo azul que nunca, te quiero amiga....... muaksssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Anónimo dijo...

Anonadado me he quedado, amiga.
Vaya mujer tremenda que estas hecha.
No te conozco, pero tu y el volcan Krakatoa debeis tener la misma fuerza, aunque tu en este caso, la usas para enfrentarte a esas duras situaciones.
Vaya por delante mi admiración.
Besos¡¡

Anónimo dijo...

wow y a veces uno se queja de la vida... y lo digo porque leyendo comentarios anteriores y despues de leer tu historia me siento afortunada y bendecida por Dios al haberme dao un hijo tan hermoso, un embarazo sin ninguna complicacion y un esposo tan paciente solo me resta decir que me da mucha alegria encontrar gente que escribe con cordura en este medio y en estos tiempos. Dios te bendiga en abundancia.

cieloazzul dijo...

Terre
Que gusto me da tenerte aqui!!!
de vez en cuando a éste cieloazzul le urge una sacudida jajaja!
Si, la historia ha sido fuerte y fué tmada en dos simposios de ginecología y editada en una revista en aquellos años, por que todo se debió a un descuido médico, a una negligencia total que pudo matarme de no haber sido por la intervención responsable de aquel medico al que le debo estar parte de éste milagro, la perdida de un hijo siempre nos transforma, aquel bebe ahora tendría 14 años pero bueno, tengo la gracia de éstos dos luceros que me hacen tremendamente feliz y que con éstos me doy por bien servida!!
Sigo pensando que la edad fue determinante, de otro modo no habría tenido la fortaleza para enfrentarlo...
Muchos besos mi amiga queridisima!
BIENVENIDA TODA:)
************************
Rafael
Es una historia intensa, que de alguna manera debñia conocerse, por que muchas de las mujeres estamos expuestas a esos errores de la naturaleza y otras la pareja siempre debe tener todas estas reservas para exigir que un embarazo sea monitoreado y vigilado con ética y profesionalismo.
Muchas gracias por tu aprecio y palabras..
Y por mi regalo!!!!!!!!!!!!!!!!
tq:)

cieloazzul dijo...

Jazzz
Muchas gracias amiga por tu presencia:)
la concepción es tan dificil para unas y tan sencillo para otras mujeres, que cuando se tienen a nuestro bebe en brazos uno alcanza a valorar la grandeza de Dios en nuestras vidas:)
Gracias por estar aquí:)
Vuelve pronto..
besos!!!
**********************

Anónimo dijo...

Te cuento que estuve ayer por aqui lei tu historia de vida, tu renacer... escribi sobre mis experiencias al respeto y dios se ve qeu no permitio que te transmitiera toda mi tristeza, ya qeu cuando fui a publicar.... ZAS !!! se colgo la Pc... pero no queria pasar por alto este post con el cual me senti tan identificada...
Algun dia te lo contare... cuando tenga fuerzas y pueda nuevamente abrirte las puertas de mi corazon como lo hize ayer ...
Besos mil
Olvido

Anónimo dijo...

Curioso pueblo el de Sustrato

Aunque no muy distinto de adrid

Se feliz

yole dijo...

Algo más tengo que agradecer al que está en lo Alto...ese respirar tuyo que alienta las vidas de todos los que te miramos por dentro.
Besos nuevos.

cieloazzul dijo...

Olvido querida!
Aunque no haya leído ese escrito por el momento te agradezco el haber abierto tu corazón para mi...
cuando gustes compartir tu historia de vida ya sabes que estaré lista con los apapachos y los cariños para contenerte:)
Muchos besos amiga del alma:)
**********************
Zifnab
mmmm
eh?
eh?
ayns....
Besos!!
*********************

cieloazzul dijo...

Yole
Me matas:s
Gracias cariño mio....
tu siempre dándome sonrisas:)
tq:)
besos!!!
********************

palabraserrantes dijo...

Espera un poco, porque llorando no puedo tipear.
Estoy de cimbronazo en cimbronazo estas semanas.
Vaya mi Cielo, la vida es un enigma impresionante.
Como impresionantes son tu fuerza y tu amor por ella.
Bendito el momento en el que dijeron "la tenemos".

Bendito sea.

Te dejo un abrazo inmenso sobrevolando todas la fronteras.

Te quiero mucho mujer