jueves, julio 09, 2009

Dancé por el contorno de tu tiempo. Me propague por tus instantes y más aún. Sostuve la certeza del otra vez cada vez que me besabas los ojos. Trepé por los pecados jugándome la suerte por tu sonrisa de media luna. Lloré lágrimas sonrientes, amargas y parranderas mientras me eras. Aceleré mis pasos cuando tu mano se me resbalaba. Detuve mi risa cada vez que tus silencios me encontraban. Inventé ciento dos maneras de mirarte. Revolví los sies y los noes en cada vuelta y media. Dibujé mis huellas en el techo de tus noches. Me robé canciones y les puse tu nombre. Me fui mil veces y mil más regresé a tu boca. Recé para olvidarte y me consagré para no perderte. Dormí en tus brazos. Cabalgué tus risas. Estrené un lip en tu espalda. Improvisé guiones cada vez que tu necedad me rebasaba. Te espanté la mala suerte. Te presté mi Ángel de la Guarda. Te Dividí las horas y te multipliqué los lunes. Te convidé mis sueños y hasta te escribí un millón de poemas y ni te enteraste. Te miré en silencio. Te invoqué en mis sueños. Te amé como se ama lo prohibido. Suicidé mentiras. Resucité verdades. Me equivoqué. Creí. Me volví a equivocar. Desistí.
Aprendí la lección. Ahora, a ser Feliz, sin Tí.
Y a tí, que te orine un perro. -Que me importa-

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El amor es maravilloso.
Hasta que se acaba.
Entonces es lo contrario.

Besos.

Carlos dijo...

...y que te agarre yn carro y que te pise un tren, rata de dos patas! jajaja

Bueh, realmente se que es ficción porque a ti solo con verte nadie se negaría a compartir su vida a tu lado sin que apenas escribas una letra.

Sólo con tu sonrisa.
Imagínate aún leyéndote...

Siempre he sentido celos de tu muso amoremía, mía, mía solita, jm! ¬¬

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Cómo desearía ser el objeto de esta linda imagen:

Dibujé mis huellas en el techo de tus noches

pero al final nada que ver con ese "perro"

besos

Mónica dijo...

¡bien dicho! ¡ojalá pudiera!

bsss. Nos vemos querida amiga.

silvi dijo...

¡Hola Cristina!
Me maravillé leyendo tan bellos giros poéticos que empleas al escribir,tanto que entregaste por amor.
No te arrepientas,en ese momento fuiste feliz o por lo menos creías serlo y sentiste cosas extasiantes.
(Tú o la persona que le pasó o la que se identifique con ello)
Si uno de los dos no tiene amor,¿a qué insistir?¿de qué vale sufrir?

No es verdad que el tiempo cura las heridas de amor,solo el AMOR las cura.
Y seguro Él llegará triunfante a tu(su) bella vida.
Cariños y mi mejor sonrisa.

Mayte dijo...

Jajajaja...lo siento preciosa pero me pudo el final :P

Pero el amor no termina, solo cambia de lugar, persona y estación...lo tuyo como siempre me encanta.

Bikos mil y buen fin de semana :D

Pepa dijo...

Cristina que me has hecho reir,dentro de lo triste del poema, el final es bueniiiiisimoooooooooooooo, jajajajaja "...Y a tí, que te orine un perro. -Que me importa-..."
Feliz fin de semana, y cuidate, se feliz

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Bueno, que puedo poner...si que no te has equivocado, solo hiciste lo que has sentido, no te arrepientas, lo has vivido como lo has sentido, y eso solo lo hacen las mujeres bien paridas. Una serie de autocríticas y una sentencia final que no quisiera recibir. Ay rubia usted me mata, sepalo de una buena vez. La quiero y mucho, le pido un favor...sea feliz. Beso.

calma dijo...

Si no fuera Cris porque sé del poder del amor y de la indulgencia que hace que media sonrisa y otra vez vuelta a empezar, me creería ese final por otro lado tan divertido.
Ojalá Cris, ojalá...
Abrazos querida amiga (el viernes que viene 17 operan a Cris, cuento con tus plegarias amiga, estoy segura que todo ira bien ¿verdad?).

Dani Clemente dijo...

desde luego
no me esperaba ese final!
pero es sin duda
lo q se merecia
saludos

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

pobre perro que le toca orinar sobre basura!!!...hay amores que se escriben, otros a los que no sabemos definir y estos...estos no son amores...son otras cosas... pero amor no...el amor debe crear no destruír...
besitos y que lo mee un burro!

Agustin dijo...

Bien! Y tampoco nos importa que lo orinen....

Agustín

Walter Pineda dijo...

Corazoncito: Genial ("Trepé por los pecados jugándome la suerte por tu sonrisa de media luna"...

Todavia sonrio de agrado por tus versos, decirlo una vez más?¨Cuando te agarra el viento profundo que navega a ras de olas, A Ti, nada te detiene, y tu pluma corres como dedos sobre mi piel, debando una estela perfumada.

Besos
Walter

Oceanida dijo...

Asi se habla.

Precioso.

Un abrazo eterno.