jueves, agosto 23, 2007

De la vida...


Los días pasan con el temblor mustio que anuncia sacudidas violentas...
de repente, la vida puede dar giros intempestivos que nos fracturan la objetiva sensatez de luchar por los retos...
Siempre he tenido la convicción de preservar lo que considero elemental para mi seguridad y felicidad, no es fácil, no, sobre todo por que el ser humano es un catálogo completo de sinrazones, sin embargo, siempre he tenido claro que la sentencia de "para toda la vida" no tendría que ser un esfuerzo mayor que el que el amor sugiere, Nada es seguro ni eterno.
He vivido de cerca varias veces la experiencia de las separaciones entre parejas que si no eran las más perfectas, al menos tenían en su apariencia razones de sobra para contener, he vivido la experiencia de sentir que las fuerzas se agotan, que los intentos no tendrán los resultados deseados, he estado muchas veces a punto de bajar los brazos, guardar las fuerzas, y autoproclamarme vencida, pero "algo" me ha mantenido en pie de lucha, aún con algunas situaciones a medio reconstruír, pero reconozco que el valor de decir "HASTA AQUÍ" aún no me rebasa.
Desde hace algunas semanas atrás me he encontrado con seres que quiero mucho que enfrentan desilusiones tremendas en su matrimonio y deciden concluir.
Las más de las veces entra la dispensa de " incompatibilidad de caracteres"
existen y existirán miles de causas que excusen la decisión,
pero cuando se trata de "falta de comunicación /Intimidad"
la cuestión se torna mucho más difícil de entender.
Y es que en la pareja se puede tener un sin fin de vivencias, tiempos prósperos, tiempos áridos, emociones a flor de piel, indiferencia momentánea, "cuanto te amo hoy", " como pude haberme fijado en ti", " la gente no cambia, cuanto me arrepiento", " está bien, te quiero tanto que merece la pena...", " esta será la ultima vez...", " que rico me has hecho el amor, en cambio la semana pasada...."
y así, tanta variedad como el ser humano se adorna.
Lo cierto es que, además de la comunicación que no se limita al " que tal tu día?" y sin esperar respuesta se pasa a otra situación de casa u oficina...
sino aquella comunicación que va más allá de la palabra y los silencios, que se unifica sin idioma exclusivo y se sobre entiende por el simple motivo de "querer"
Se puede creer que la diferencia de género determina la condición en que se ha de enfrentar cada suceso en pareja, sin embargo, existe una razón que no distingue: La intimidad, que va desde el beso fugaz, la caricia provocativa, la mirada tierna, el sexo desenfrenado, o por cotidiano derecho, o por ganas , o por amor, o por satisfacción, o por que sí. Y entonces, pueden pasar cualquier cantidad de imprevistos, ausencias laborales, cansancio senil, desgano, dolor de cabeza, impedimento natural mensual, etc, pero..... siempre queda el día próximo a reencontrarse.
Hacer el amor, puede ser tal cual se implica, o puede ser sólo sentir que el otro/a, permanece ahí, calidamente inmóvil pero sugestivamente listo para complacer/se, pueden ser brazos rodeando, puede ser respiración pacifica, puede ser un simple bulto que no amenaza ni hiere, puede ser la complaciente manera de dialogar sin palabras y perdonarse, reencontrarse, renovarse y a seguir.
Pero cuando la ausencia de ésta comunicación íntima se desvanece, sucede que en ambas partes surge una tormenta de inexplicables angustias...de silenciosos temores, de lagrimas amargas y un inminente conflicto de existencia.
Hace poco leía en un periódico local una nota que decía que los seres humanos ante un fracaso en pareja manifestaban serios temores al "mañana", lo cual determinaba las decisiones a tomar, entonces, en vez de centrarse en el "hoy" situación que origina el conflicto, se adelantan al temor de enfrentar el futuro "SIN" quien hasta ahora representaba el complemento, lo cual, irremediablemente aminora la responsabilidad de tomar una decisión correcta.
En algunos casos, se opta por zanjar el problema aún conscientes de que la relación no tiene para más, pero al menos seguirán juntos y eso ya es una ganancia.
Otras veces, la decisión viene soportada por el dolor que se siente, por la herida sangrante, por la dignidad!!!
ahhh!! la dignidad!!
entonces, no damos paso al diálogo, ni a sumar.
Los resultados entonces vienen con más sorpresas, el dolor se multiplica y el fracaso termina por condicionarnos.
En éste enredijo de emociones, freno en tres casos que me atraen por cercanos, en ellos siempre y curiosamente entran terceras personas en acción.
Pienso entonces lo frágil que resulta la cordura, las tentaciones son eso, tentaciones,
la soledad imprime su reclamo,
las disculpas tienen entonces cauce, las excusas entran arrogantes, y el amor, ese amor que todos soñamos algún día atesorar
"hasta que la muerte nos separe"
se muere antes...
y sin entierro.
Caso A

Un matrimonio queridísimo para mi, con 20 años de convivencia y una ejemplar manera de alcanzar triunfos, él sin mucho más encanto que lo que la billetera refleja, ella una obstinada creyente dedicada a congraciarle a Dios su matrimonio... Resultado:

Ausencia total de intimidad...
El encuentra una amante pecadora
ella, santificada en la aceptación de las disposiciones divinas y esperando un milagro mientras los años le envejecen la entrepierna y sus ojos se marchitan de tanto llorar.
el hijo, sin terminar de comprender porque mamá no luchó por su papá y porque papá no teme a Dios.

Caso B
Ella una mujer sin terminar de madurar, obsesionada por los bienes materiales y la vida sin compromisos,
él, un hombre trabajador, entregado a su familia y al crecimiento de su patrimonio. 10 años compartidos.
Resultado:
Ausencia total de intimidad.
Ella, con dos amantes que le llenan el "cofre" de riquezas mundanas
él, sumido en una depresión alarmante por el fracaso evidente.
el hijo, saltando de humor en humor, víctima de los conflictos personales de sus papás.

Caso C:
Ella una mujer hermosa, preparada, repleta de bondades y éxitos.
él trabajador, excelente papá, cariñoso, dedicado, exitoso. 7 años compartidos.
una hija que les despierta las mas profundas emociones y fuerza para continuar luchando.
Una tercera en discordia que aparece como aparecen los demonios a llevarse entre las "nalgas" lo que tanto pudo haberse alcanzado.
Resultado:
Ausencia total de intimidad.
Ella, destrozada, aniquilada, confundida, contrariada, dolida y fracturada profundamente por la traición.
él, desesperado por el error cometido, por la debilidad inoportuna, sin nada más que su arrepentimiento arrugado entre sus pocas ropas que ahora se estrujan en un futuro devastado...
la tercera en discordia, seguramente satisfecha de haber logrado una más...
la pequeña hija, lista para aprender una de las lecciones más difíciles de su vida.


¿¿¿¿¿Conclusión?????


El ser humano cambia, se transforma y se convierte en el propio verdugo de su "hoy"

¿ustedes que opinan amigos míos?

23 comentarios:

ANGEL/DEMONIO dijo...

A : que pena no luchar por el amor que un dia dijeron tenerse
D: si, que gacho !!!
un saludito.

-Pato- dijo...

Pienso que lo que no se cuida se termina desgastando y rompiéndose.

La pareja no es algo estanco, es algo que está en movimiento constante y las dos partes tienen que renovarse tanto en intereses como en entrega sino de a poco todo se va desdibujando.

Besitos

modes amestoy dijo...

que no perdamos la intimidad en la pareja.
Un abrazo

Carlos dijo...

...uffff, si a las parejas pudieramos clasificarlas verdad?
Como cada individuo es un universo, imaginate 2 distintos uniéndose.
El amor de todas formas sigue siendo el juego, ritual, ceremonia...como se lo llame más antiguamente prácticado a pesar de sus desaveniencias.
Lo bueno de esto es que no somos desechables, tras una relación frustrada, siempre podrás recomenzar.

Cariños miles Cristina.

Mariluz Barrera González dijo...

mmmm, que dificil... creo que lo mas controvertido en una relación... es saber si realmente estás enamorado... me atrevería a decir que la mayoria de las parejas nos enamoramos de un ideal.. de un espejismo... y nunca llegamos a conocer realmente a ese ser con el que decidimos vivir para toda la vida... además de que ni siquiera logramos comprender la magnitud de lo que esta frase implica... para toda la vida... es con los hijos... con la profesión... con nuestra salud... con tantas cosas... igual con una relación... pero desgraciadamente el ser humano no es para toda la vida... es para instantes... para momentos de felicidad... de dicha... y descuida a sus hijos... a su vida... a su profesion... a su salud... y a su relación...

La intimidad es algo profundo... es entregarse por completo... volverse vulnerable hasta los mas hondo de nuestro ser... pero quien se entrega por completo??? nadie... muy pocos lo hacemos... algunos solo un poquito... para no terminar heridos... para no salir lastimados... sin darnos cuenta que correr este riesgo ES EL VERDADERO AMOR...

Ufff... creo que ahora yo me extendí.. jaja. y eso que no tengo un café en la mano...

Un beso amiga... y VIVA LA INTIMIDAD...

TOROSALVAJE dijo...

Pienso que la pareja para toda la vida esta en vías de desaparición, y si se aguanta aún es por las dificultades que supone ser consecuente con los sentimientos de cada uno, ese volver a empezar muchas veces ya no es asumible porque estamos condicionados.

Besos.

Trenzas dijo...

Difícil opinar en un tema así. Todos conocemos o hemos pasado, situaciones que parecía imposible que llegaran a darse. Gente estupenda, parejas sólidas que parecen tenerlo todo para llevarse más que bien. Y no sucede. Mujeres agobiadas, hombres desilusionados, hijos a la deriva...
Desde fuera puede parecer una cosa y desde dentro ser otra muy distinta. Estoy de acuerdo contigo en que se podrían evitar muchos conflictos que dejan a todos, a la larga, insatisfechos y destrozados.
Dónde empiece ese evitarlos, es otra cuestión. En todo caso, lo que se debe evitar es caer en el silencio y el aburrimiento. De día y de noche. Ni una buena mesa lo soluciona todo, ni tampoco un buen sexo. Y lo que no ayuda nada, es dejarse encandilar por fuegos artificiales :)
Un gran post, Cielito. Besos y cariños miles.

CinQue dijo...

El amor no se debe suplicar ni pedir, el amor se da o se recibe, eso es amor propio...

La comunicación es muy importante, dialogar y preguntar, siempre preguntar, es así como aprendemos cuando somos niños, preguntemos a nuestras parejas que les gusta de nosotros, que no les gusta, que les gusta en la intimidad y lo que no le gusta, pregunten,sean curiosos, el placer de mi pareja me produce placer a mi y por consiguiente me hace feliz, muy feliz...

PD:Cieloazul cómo estas con lo del huracan? espero estes bien tu y tu familia...

Muaaaa.

Bettina Perroni dijo...

¿porqué temer?, ¿porque no tener la libertad de entregarse? ¿porqué basar el éxito de una relación en los miedos del pasado cuando eso es la sentencia al fracaso?...el egoismo personal tiene mucho que ver en eso.

Creo que pocas personas son verdaderamente humildes para amar a la otra por la simple acción de amarle-yo insisto- sin condicionantes, sin esperar... esa mala manía de siempre esperar e incluso pretender que el otro piense como uno.

Toro tiene razón... las parejas para toda la vida están en peligro de extinción... nadie ha dicho que una relación sea fácil, pero es muy triste ver la flojera que a algunos les provoca siquiera intentar salvarlo.

Un matrimonio no es "la garantía de por vida"...pero creo que dentro del matrimonio se pueden vivir grandes hazañas, se pueden compartir grandes cosas y también se dan milagros... claro, eso solamente sucede cuando la unión es incondicional, por el placer de disfrutar de la compañía de ese ser en quien cada día se descubre algo sorprendente, que mantiene viva esa curiosidad de querer conocerle mas y más, que no es otra cosa sino la mismísima intimidad de la que hablas. Las acciones juegan un papel fundamental y la comunicación es un gran puente que rescata a la pareja de las situaciones más insólitas.

Nostalgia dijo...

Cada situación requeriría de un estudio minucioso del porqué se llegó hasta alli...
lo importante es siempre la comunicación y el respeto. Sin ellos no se va a ninguna parte
(agregando el amor, claro está)
besos ♥
(y espero que todo marche bien por allá)

KAMELAS dijo...

Yo creo que es mas facil quererse para toda la vida que desearse toda la vida ..

Cambiamos de coche, cambiamos de trabajo , cambiamos de lugar de vacaciones .. variamos de comida ..

.. donde esta escrito que se puede estar con la misma persona y desearla toda una vida ??

Dificil pregunta, amiga .. para un viernes soleado como este

Un besazo

Enzo Antonio dijo...

Creo que el amor de pareja se debe seguir cultivando siempre, no descuidarlo. Cuando se está en la etapa previa al matrimonio o unión, la etapa del noviazgo (pololeo como decimos en Chile) la pareja se prodiga amor siempre y en todo momento, porque entonces perder aquello. La falta de comunicación y de intimidad, como dices tú, terminan matando cualquier relación.
Buen tema
Cariños y besos para ti Cristina.

Olvido dijo...

Que dificil opinar... vivi veinte años en pareja, tuvimos hijos, viviamos felices... un gran dia atravesamos el dolor mas grande que cualquier pareja puede soportar, una noche de diciembre a unos dias de Navidad... nuestro hijo mayor sale con sus amigos y es atropellado por otro joven que venia alcholizado y a alta velocidad, resultado, perdida de masa encefalica la que le provoca la muerte celebral.... como seguir viviendo, como pensar en ser felices.... nuestra familia se desarmo en diez mil pedazos...
El dolor era tan grande que Pedro (mi pareja) resolvio huir de todos los recuerdos y un buen dia me dijo me voy del pais... entendi que cada uno requeria de un tiempo para asimilar la perdida y que cada uno haria el duelo a su manera
ya que no es posible pensar que un modo particular de enfrentar la penas sea mejor que otro.... y partio....
Y se acabo la comunicacion, no habia nada que pudieramos decirnos que aletargara nuestra pena.
Desconosco como tuve fuerzas para seguir en este nuevo camino sola con mis otros hijos...
Cuando el barco se hunde, alguien tiene que remar, e instintamente yo tome los remos.
Asi que aparte de huerfanos de hermano mis hijos se quedaron huerfanos de papa.
Todo estaba destruido, me quede sin saber como rehacer la vida. Conocia el pasado, desde el momento de la muerte hacia atraas.
En un proceso de duelo el tiempo avanza muy lento. Cada minuto de ese tiempo duele de verdad en el almay uno no sabe que remedio existe para eese dolor.
Hoy despues de casi cuatro años quermos apostar a volver a ser lo que eramos antes de toda esta tragedia, pero lejos de aqui... creemos que el amor no termino nunca y que el dolor nos impidio comunicarnos, era tan grande que creiamos que juntos lo harimos mayor...
Hoy apuesto a tratar de juntar todas las piezas de este rompecabezas de mi vida y decir SI lo intentare, porque se que Fede este donde este no descansara en paz mientras no nos vea a todos juntos otra vez...
No se porque Cris pero cada vez que hablas de la vida... llego aqui y cruzo la puerta de mi corazon y te cuento mi propio testimonio de vida.
Besos enoremes
Olvido

Aleksander Nagi dijo...

El amor no existe en su color rosa como lo pintan. Existe el gusto (nos gustó alguien)… Existe el instinto que nos lleva a pensar que estamos enamorados… Es la química del momento en la parte visual que se transmite en el instante de ver a alguien que nos gusta…. El corazón salta de su carrusel… rosas que van rosas que vienen, detalles, invitaciones, abrir la puerta del carro, mover la silla en el restaurante, una película en el cine, una llamada tarde en la noche, “te he pensado… te vi en el sueño…. Me gustas…” y una cantidad de expresiones lindas que salen en la mayoría de los casos desde el corazón sin duda. Pero lo importante es el después…

En el caso de los hombres (que son los más ciegos en esta parte) entran en el plan de la conquista, como los faisanes mostrando plumas, es una etapa de cortejo prácticamente que llamamos “amor”, después de obtener lo deseado, se calman, llegan las ideas y apenas allí empezamos a ver ambos (damas y hombres) la compatibilidad, el convivir, el compartir…

Si las características, costumbres, estilo mental, intereses y la capacidad de analizar son compatibles, allí radica el éxito de una relación y el cariño mutuo hace la misma….

La intimidad resulta un acompañante espectacular de una relación, allí el “amor” se convierte en una compatibilidad, cariño y costumbre, que se alimentan día a día de la energía y la química existentes… las fantasías existirán, las imaginaciones seguirán y se realizaran en sus momentos, se lograran dependiendo de la fortaleza interna de cada individuo, como también motivadas por el sufrimiento silencioso que se mueve adentro…

Nosotros juzgamos el hecho, pero tratamos de obviar la causa. No existe una reacción sin una acción y viceversa…

Y para ti Cieloazzul mis Felicitaciones por esta letra tan descriptiva de tus escritos… Usted pinta con ella, hace la película y mueve la imaginación… y lo más importante no pone a PENSAR…. Mil gracias princesa….

Aleksander

angélica beatriz dijo...

Mi querida amiga,

Nos traes un tema difícl en su completa sencillez: la falta de pasión y de intimidad en los matrimonios.

Creo que en muchos casos, el amor existe, pero la novedad de la intimidad desaparece por los avatares de la vida. Y como bien dicen nuestros amigos, este aspecto se debe cuidar, regar, abonar día a día, para que no pierda su lozanía y fragancia.

Hace tiempo vi una película con mi esposo, trataba de los famosos swingers. Cinco parejas amigas, con 5 años de casados cada uno, deciden "jugar" a intercambiarse entre ellos para hacer el amor. ¿Resultado después de todas las rondas de cama? Cuatro parejas rotas, de las 5 que eran.

¿Moraleja? Cuando uno busca, encuentra. Las parejas adolescen de algo que otras sí tienen en su ser, pero hay qué recordar que no es lo que les falta lo que hizo que nos enamoráramos de ellos, sino lo que tienen, y eso, nadie lo ve después de un tiempo.

Muy buena tu entrada mi amiga linda, para reflexionar.

Muchos besitos.

Rodolfo N dijo...

Que opino...que cuando se ama no hay tentación o avatar que lo lastime.
Ocurre que a veces se deja de amar y los disparadores de que hablas, aparecen.Creo...
Besos, amiga

lully, reflexiones al desnudo dijo...

El matrimonio debe llevarse con mucho amor, entrega y tolerancia. Tiene sus puntos positivos, pero cuando falle el amor, lo mejor es la separación. Sufren más los hijos con un matri así que en separación y con unas relaciones bien llevadas por ambos. No podemos ser los verdugos de nosotros mismos. Bueno, te lo digo yo que no estoy casada, pero es mi perspectiva y experiencias ajenas.

Un abrazo cálido para tí!

Princesa Dariak dijo...

Todavìa estamos aprendiendo a vivir en pareja, a amar, incluso a vivir en soledad sin sentirnos solos.
Dejar en libertad y tener la satisfacciòn de haber dado lo mejor. Dar libertad de elecciòn, y elegir tambien.
Cuando los cimientos se derrumban es imposible sostener la casa, pero se puede construir otra con los restos.

Quien se arrepiente de haber amado, jamàs amò.

Un abrazo de Luz.

Rocío dijo...

Hola cieloazzul!

Pasamos el miercoles 22 de agosto, para dejarte una invitación en nuestra casita, para un ovillo del amor!!

Me encantaría que lo continuaras, para no perder la cadena, es una pequeña muestra de amor para ti!

Te dejamos Andy y yo muchos besitos , bonito fin de semana!!

Gigi German dijo...

El amor, como casi todos los aspectos de nuestra vida, son nuestra decisión, la llama se aviva o muere segun sigamos luchando. Me encanta como escribes... te lo habia dicho?

Viviana dijo...

La falta de intimidad terminó con mi matrimonio de doce años. Por supuesto se fue gestando poco a poco y se instaló entre nosotros como un muro invisible que no pudimos salvar para reencontrarnos o reinventarnos.

Había un gran cariño, compañerismo y una historia larga. Pero no había pasión, no había intimidad (física ni emocional) y no pude seguir. La vida es demaaiado corta para vivirla así, un día tras otro, un día igual que otro.

Cualquier decisión que se tome conlleva precios. Por supuesto los precios los estoy pagando, con mis hijos y con un nuevo comienzo que muchas veces no ha sido fácil.

El precio de quedarme era vivir infeliz. Quizá esa infelicidad me hubiera llevado a hacer cosas que nos lastimaran más.

En fin, la vida nos pone encrucijadas y hay que aprender de ellas.

Un saludo cielo

La Gata Insomne dijo...

no creo ni en pecadoras ni en santos, creo en seres humanos, creo en la individuaciòn en la lealtad a uno mismo
en no ser egoìsta pero no creo en el SACRIFICIO grande por el otro, al final la rabia sale

creo que somos seres muy complejos
y cada persona es un mundo y cada pareja es un mundo formado por dos mundos

igual es triste cualquier final

Jacqueline dijo...

Llevo mucho rato leyendo todos tus nuevos posts otra vez y en este me detuve a comentar porque nos pides nuestra opinión.

Pienso que para que entre un tercero tiene que haber una rendija. Pienso que las rendijas son muy difíciles de evitar y que con el paso de los años se hacen más y más grandes. Pienso que en las relaciones no hay buenos ni malos sino personas normales con piel y corazón, que un día son fuertes y al otro débiles. Pienso que las personas buenas a veces se encuentran en situaciones malas. Se les complica la vida y se les pone de cuadritos. Pienso que el sexo es muy fácil y el amor muy difícil y pienso que los terceros no son los villanos de las películas. Eso lo pienso hoy. Mañana puedo decir lo contrario.

Un beso Cielito, qué buen post.