lunes, diciembre 30, 2013

Último Domingo del duodécimo mes del 2013, al que le digo Adiós, Adiós y Adiós…
Un año en el que los aprendizajes vinieron en cascada, donde pude conocer y reconocer todos los sentimientos con sus respectivas emociones- angustia, pánico, desesperación, DOLOR, MIEDO, decepción, enojo, Traición, Impotencia, GRATITUD, satisfacción, solidaridad, reconocimiento, alegría, calma, serenidad, AMOR, etc- Un año crucial, trascendental, definitivo.
Un año en el que concluí la maestría más difícil, en la que me Des-hice y Re-hice con dolor y convicción, en la que conocí amigos para toda la vida y logré Re-construir un Aquí y Ahora que me ha permitido dar apoyo y acompañar a quienes simplemente quieren un MEJOR SER.
Un año que arrancó con las emociones extremas, donde el DOLOR, el MIEDO, la ANGUSTÍA, la INCOMPRENSIÓN invadieron a ésta familia, circunstancias que cambiaron totalmente a todos los que la integramos y nos marcó para siempre. Un año en el que a partir de entonces no logré volver a ser Yo, cómo si aquello llamado “empatía” se me clavara en el alma, y desde entonces, el dolor me asalta y me regresa.
Un año, en el que dejé de hacer cosas que me reconstruían, -escribir, leer, inventar, creer, crear- Así nomás, como si se hubieran roto mis musas.
Un año en el que hice lo que jamás imaginé, -caminar lugares que no conocía, mirar a los ojos a personas que viven necesidades extremas- creer que era posible CONFIAR. Tuve la suerte de conocer personas extraordinarias, caminar lado a lado con hombres y mujeres de verdad, sobre todo a lado del hombre que sostiene ésta familia. Conocerle en una faceta distinta, en donde la resistencia, la fuerza, la convicción, la energía, la VALENTÍA, me regresaron no sólo la admiración y reconocimiento por él, sino la más absoluta convicción de AMOR.
También caminé avenidas en protesta, amé mi profesión por sobre todas las causas y aún a pesar de los daños a terceros me queda la satisfacción de no haberme quedado sólo “opinando”.
Un año donde “conocidos” se convirtieron en mis AMIGAS y AMIGOS de verdad y también los que creía AMIGAS Y AMIGOS y resultaron ser simplemente “ciudadanos”. Decepciones que me permitieron ver muy de cerca el precio del ser humano, en donde la honorabilidad se traduce a unos cuantos pesos- porque jamás habrá dinero suficiente para el honor-.
Un año en donde los rumores, los señalamientos, el odio se mostraron en forma de “anonimato” en donde todas las más bajas acciones se volvieron armas destructivas y alimento para los hambrientos, triste actualidad. Más triste cuando se confía en bestias que usan información para hacer su estar en la vida algo más que una jodida y miserable existencia...
Un año en el que conservé y consolidé junto con mis AMIGAS DE TODA LA VIDA, la esencia de la vida, en donde pude reconocer el resguardo insustituible de abrazos sinceros, confianza absoluta, contención y apoyo inquebrantable. GRACIAS AMIGAS y HERMANA…
Un año donde ser MAMÁ de mis amores, significó mi refugio BENDITO, donde llorar por el desamor y el AMOR fueron mi día a día, donde las rupturas, despedidas, reconciliaciones saltaban de dos en dos; donde los extrañamientos, las sinrazones, las conquistas, los coqueteos, la fragilidad, las risas, la alegría, los besos enlagrimados y los abrazos sanadores me convirtieron en protagonista de historias benditas... historias de verdadero amor...
Un año laboralmente satisfactorio, donde logré metas y acciones en bien de la educación pública, en donde al lado de un equipo extraordinario de amigas y amigos, compañeros de trabajo, trabajamos con honestidad, sinceridad, respeto y cariño.
Un año en el que aprendí a perdonar-me y a perdonar, donde la gratitud se hizo parte de mis bálsamos, y en donde comunicar-me de diferentes maneras se volvió mi más aguerrido reto.
Un año en el que las vivencias consolidaron mi creencia a Dios, en el cual, mi familia encontró amalgamarse, procurarse, cuidarse, protegerse, solidificarse. En el cual pude apreciar a cada uno de los que la integran reconociendo su ser y estar en mi vida.
Un año en el que la apatía me salpicó, en donde ser simple espectador de las injusticias me hizo ver que la diferencia entre el SERVIR y el SER VIL, está en ROBAR elecciones, modificar LEYES, destruir IDEALES y GUARDAR SILENCIO.
Un año en el que el “dejar ir” ha significado una enseñanza para el alma.
Un año en el que comprender se me hizo incomprensible. Sobre todo cuando las respuestas tienen que ver con lo evidente.
Un año que despido contenta, porque no será un año que quiero recordar.-Al menos me hizo volver a escribir-.
FELIZ 2014, Decreto en nombre de DIOS que será un año productivo, JUSTO, de SALUD PERFECTA, armonía sanadora, trabajo constante, ABUNDANCIA económica y UNIÓN FAMILIAR.
Para ti, deseo más, mucho más de lo que mereces!
Gracias por ser parte de éste espacio  y permitirme considerarte como parte de mi historia. 


FELIZ AÑO 2014 para ti y todos tus seres queridos!

 PAZ, AMOR Y BENDICIONES!!

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

:)

Siempre tan CIELOOOOOOOOOO!!!!!

Que el 2014 te trate muy bien.

Besos.

Rafael dijo...

Un abrazo y feliz año 2014 también para ti.

MentesSueltas dijo...

Amiga, fue una gran alegria recibir tu saludo... espero que el proximo año llegue repleto de energía positiva y armonia.
Te envío un gran abrazo, con el cariño de siempre.

MentesSueltas, siempre tu amigo...

calmA dijo...

Querida Cristina, me encanta verte con esa energía y ese positivismo, te deseo de corazón, los mejores momentos para el 2014 quiero que sepas que siempre estarás entre mis queridas amigas desde los años Cris.

Abrazo amiga...

DE-PROPOSITO dijo...

Hoje estive por aqui.
E, desejo que a felicidade esteja por aí.

Felicidades
Manuel

MentesSueltas dijo...

Dejo un beso y abrazo... siempre te recuerdo con mucho cariño.

MentesSueltas

MentesSueltas dijo...

Dejo un beso y abrazo... siempre te recuerdo con mucho cariño.

MentesSueltas